Humidifación y deshumidificación

La humidificación comienza desde hace muchos años, sin embargo hoy en día se hace una necesidad para la industria y el confort. Ya que hay muchas aplicaciones donde el control de la humedad es requerida, por lo que en la actualidad hay una gran variedad de Humidificadores y deshumidificadores para controlarla, siendo parte muy esencial en el acondicionamiento del aire.

Humidificación:

La humidificación es una operación que consiste en aumentar la cantidad de HUMEDAD presente en el aire. A grandes rasgos, el proceso que tiene lugar en la operación de humidificación es el siguiente: Los sistemas de humidificación son útiles en la conservación de materiales y alimentos; también ayudan a disminuir enfermedades respiratorias. Sin embargo, antes de realizar una inversión, es necesario tomar en cuenta las necesidades y condiciones atmosféricas de cada espacio.

Deshumidificación:

La deshumidificación es una operación que consiste en reducir la cantidad de HUMEDAD presente en el aire. La idea de deshumidificar es bajar el porcentaje de humedad relativa (%RH) en una habitación o recinto; proceso industrial o almacén, para evitar la acumulación de humedad excesiva.

Humedad y sensación confortable para las personas

Los estudios realizados indican que las personas en general se sienten cómodas cuando la humedad relativa se mantiene entre el 35 % y el 55 %. Cuando el aire está seco, la humedad se evapora más deprisa de la piel y produce una sensación de frío incluso con temperaturas de 24 grados o más.


Humidifación y deshumidificación
Humidifación y deshumidificación